El apoyo del TDC a los agricultores palestinos

Agricultores palestinos

Una organización que ha beneficiado de apoyo estos últimos años es el Fair Trade Development Centre (FTDC) en la Universidad de Belén, situada en territorio Palestino, específicamente en Cisjordania. Fue creado en el 2006 con apoyo europeo, su meta principal era obtener la certificación de comercio justo del aceite de oliva palestino, y luego tener acceso al mercado justo de Europa. Actualmente, el FTDC cuenta con numerosas cooperativas agrícolas y empresas pequeñas que constituyen la columna vertebral de la economía palestina, desafortunadamente no siempre disponen de las capacidades comerciales y de los contactos para aprovechar su potencial.

En el 2009 el TDC comenzó a colaborar con ellos y en el 2014 prolongó su colaboración. “En una situación difícil, el FTDC logró, llevar a un nivel superior las cooperativas agrícolas aunque la mayoría fueran aun débiles”, expresa Steven De Craen, funcionario de Apoyo Financiero del TDC. “Lo que tienen en común estas cooperativas es que necesitan virar hacia un enfoque más empresarial. Si generan ingresos estables y más altos, pueden reforzar la parte social.”

 

Paso a paso

La estrategia es la misma en cada proyecto: el FTDC selecciona un cierto número de cooperativas y las asesora en todo su trayecto, esperando que se conviertan en un modelo para muchas otras. La formación es fundamental: los dirigentes obtienen un diploma de  ‘gestión de cooperativas’ en la universidad y los colaboradores son formados en contabilidad, gestión de depósitos y en mercadeo. También financian micro proyectos dentro de cada cooperativa, por ejemplo, la compra de un exprimidor de jugos o de un equipo pequeño de refrigeración para conservar mejor las verduras.

Su participación en algunas ferias y festivales de comercio justo, actividad realizada en la primera parte del proyecto, demostró que la mayoría de las cooperativas palestinas no estaban preparadas para exportar su producto. Primero tenían que abordar lo básico, es decir, la calidad, la presentación, el embalaje y la fabricación de material de promoción. Estudios demostraron además, que los habitantes de las ciudades palestinas muchas veces dudaban de la calidad y de la higiene de sus productos locales. Era entonces esencial poner en práctica los procedimientos de control de calidad para así obtener el sello de calidad de la Autoridad Palestina. 

Avanzan poco a poco, actualmente hay seis supermercados en Belén que ofrecen los productos de las cooperativas locales. El nuevo proyecto tiene planeado acercarse a hoteles y restaurantes turísticos de la ciudad y establecer contactos con los mayoristas palestinos. Otras cooperativas están muy interesadas en esto, lo que demuestra que el proyecto va prosperando.

 

Leer más : Mejor acceso a los mercados para los productores